Led

Los led són el futuro de la iluminación y del bajo consumo, són muy eficinetes y su consumo de energía es mínimo.

Un LED es un componente electrónico que permite el paso de corriente en un solo sentido y al ser atravesado por la misma, emite luz.
Es un componente sólido, sin filamento ni gases, por lo que es muy conveniente gracias a su amplia vida  útil y bajo consumo, el tipo es antiexplosivo porque no utiliza chispa ni la incandescencia de un filamento y  prácticamente no genera temperatura en comparación con las demás tecnologías de iluminación.
El LED tiene polaridad ya que funciona polarizándolo de una sola forma, es un diodo (componente rectificador con la peculiaridad de que además de permitir el paso de corriente en un solo sentido, al hacerlo emite luz y ésa es primordialmente su función), tiene un borne que debe conectarse a negativo y  el otro debe conectarse a positivo. El borne negativo es el cátodo y el positivo el ánodo.
 

Un led (de la sigla inglesa LED: Light-Emitting Diode: ‘diodo emisor de luz’, también ‘diodo luminoso’) es un diodo semiconductor que emite luz. Se usan como indicadores en muchos dispositivos, y en iluminación. Fue creado en 1962 emitiendo en sus inicios una luz roja de baja intensidad, en la actualidad emiten luz de alto brillo en el espectro infrarrojo, visible y ultravioleta.
Cuando un led se encuentra en polarización directa, los electrones pueden recombinarse con los huecos en el dispositivo, liberando energía en forma de fotones. Este efecto es llamado electroluminiscencia y el color de la luz (correspondiente a la energía del fotón) se determina a partir de la banda de energía del semiconductor. Por lo general, el área de un led es muy pequeña (menor a 1 mm2), y se pueden usar componentes ópticos integrados para formar su patrón de radiación.

Las  ventajas de los leds respecto a las fuentes de luz incandescente y fluorescente son un menor consumo de energía, mayor duracion, menor tamaño, gran durabilidad, resistencia a las vibraciones, Mayor eficincia al no perder ener´gía en modo de calor, no contienen mercurio (el cual al exponerse en el medio ambiente es altamente venenoso) en comparación con la tecnología fluorescente, ni crean campos magnéticos altos como la tecnología de inducción magnética, con los cuales se crea mayor radiación residual hacia el ser humano; cuentan con mejor Índice de reproducción cromática que otros tipos de luminarias, reducen ruidos en las líneas eléctricas, son especiales para utilizarse con sistemas fotovoltaicos (paneles solares) en comparación con cualquier otra tecnología actual; no les afecta el encendido intermitente (es decir pueden funcionar como luces estroboscópicas) y esto no reduce su vida promedio, son especiales para sistemas anti-explosión ya que no es fácil quebrar un diodo emisor de luz (led) y, en la mayoría de los colores (a excepción de los ledes azules), cuentan con una muy alta fiabilidad y duración. Los ledes con la potencia suficiente para la iluminación de interiores son relativamente caros y requieren una corriente eléctrica más precisa, por su sistema electrónico para funcionar con voltaje alterno, y requieren de disipadores de calor cada vez más eficientes en comparación con las bombillas fluorescentes de potencia equiparable.

 

 

Imagen: 

led